Conoce las cocinas: diferencia entre estilo clásico y estilo moderno


essence_g9

La contemporaneidad suele estar enfrentada con lo clásico. Lo vemos en casi todos los aspectos de la vida, desde las nuevas ideologías con lo más conservador, hasta hablando de objetos como los automóviles. Entonces, no es de sorprender que en el ámbito de la cocina esto también suceda. Podemos decirte que ambos estilos se ven bien, tomando en cuenta que las nuevas tendencias impactan por su colorido visual y también vemos cómo lo vintage llama mucho la atención gracias a la nostalgia.

Dicho esto, ¿te gustaría saber cómo incorporar un estilo u otro a tu cocina? O bien, ¿combinarlos para hacerlo todavía mejor? ¡Entonces sigue leyendo! El artículo de este día trata sobre la cocina clásica y la cocina moderna. Veremos las características esenciales de cada una y cómo conjugar ambos para una cocina que destaque.

 

Cocina clásica

Una palabra clave para una cocina clásica es “sencillez”. El diseño puede mantenerse muy básico y con ello podemos transportar nuestra cocina a una época donde la inmediatez no era la dominante en nuestra rutina. Ahora bien, para lograr esta simpleza, puedes tomar en cuenta los siguientes aspectos:

 

Color blanco como la base

El color esencial para una cocina clásica. Le da neutralidad y, sobre todo, luminosidad. Este punto es el que determina en gran parte este estilo. Hay que mencionar que no se debe confundir luminosidad con brillantez, ya que esta última pertenece más a los estilos modernos.

 

Acabados de madera

Ya sea para la gabinetería o bien en la cubierta, los acabados de madera también dan ese aspecto hogareño clásico a la cocina. Así que te recomendamos elegir laminados donde las vetas sean el punto más llamativo. Dicho sea de paso, si tu cubierta tiene los bordes curvos, mucho mejor.

La madera también le da calidez al lugar, lo cual sin duda rememora esos momentos donde los platillos tradicionales se preparaban en una tarde de primavera. ¡Imagina situaciones y haz que tu cocina te lleve a ellas!

 

Pon atención a las molduras

De nueva cuenta, el mobiliario va a jugar un papel importante. Las molduras en puertas o cajones son un aspecto esencial para tener una cocina clásica.

 

Paredes con paneles o azulejo

Si a tus paredes alrededor del mobiliario (salpicadero) le añades paneles de un acabado de madera, o bien se le coloca azulejo, tendrás una característica más de la cocina clásica.

 

Toques de metal

Los detalles metálicos no están peleados con el estilo de cocina en cuestión. Procura que sean tonos cobrizos para mejorar el aspecto vintage. Te aseguramos que la cocina tendrá ese ambiente de un hogar feliz.

 

Patas en las islas

Colocar patas en las islas de la cocina también denota un estilo clásico. Es, de cierto modo, dejar ver este aditamento de la estancia como una mesa amplia donde antes se reunía la familia.

 

Cocina moderna

Para el estilo de cocina moderna, la sencillez no juega un papel tan crucial. En estas épocas, el interiorismo ha tomado en serio el papel de la innovación, de ahí que se busquen combinaciones más llamativas cada día. Los elementos que entran en juego para darle modernidad a tu cocina son los siguientes:

 

Laminado brillante e iluminación

A diferencia de la cocina clásica, aquí entra en juego mucho la brillantez para dar el toque disruptivo donde los objetos saltan a la vista. Así que utilizar un laminado de este tipo, como acabado para las cubiertas y para las puertas de gabinetes y alacenas, es algo por lo que debes apostar.

De manera similar, la iluminación puede tener varias combinaciones, desde la que destaca objetos hasta las bombillas colgantes como en una cocina industrial.

 

Ángulos marcados

De nueva cuenta, se hace lo contrario de una cocina moderna. Si allá los bordes redondeados le daban suavidad al entorno, aquí entra mucho en juego hacer que los ángulos se den a notar. No es que lo redondo para nada deba estar, pero sí

hay que preferir que destaquen los principios y fines de cada mueble.

 

Suelo y gabinetería en combinación

Las puertas de gabinetes o de alacenas deben tener neutralidad, sin caer en demasiadas combinaciones de tonos. Esto aporta a la luminosidad y si el piso es también combina con el tono del suelo, mucho mejor. Los grises y marrones funcionan muy bien.

 

Electrodomésticos de acero inoxidable

El acabado metálico de muchos electrodomésticos es una señal inequívoca de la modernidad. Centra la cocina en nuestra época, de ahí que hagan muy buena combinación con los puntos anteriores.

 

Estos fueron algunos puntos generales sobre la cocina clásica y la moderna. Te invitamos a observar tu cocina y ver qué detalles estás combinando. Recuerda que ambos estilos se pueden llevar bien siempre y cuando no se abuse de cada uno. Por ejemplo, puedes tener acabados brillantes con bordes redondeados, o que tus electrodomésticos no tengan acabado metálico pero la campana y la tarja sí, lo cual funciona bien. ¡Compártenos cómo es tu cocina!

Suscríbete al boletín

E-mail:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *