20 tips insuperables de limpieza para prevenir y eliminar manchas de cubierta de cocina


LIMPIEZA 3

Las cubiertas son grandes aliadas para la preparación de alimentos. Mantenlas a tope con estos consejos.

LIMPIEZA 1
Imagen tomada de: https://static.vix.com/es/sites/default/files/styles/large/public/imj/hogartotal/C/Como-quitar-manchas-de-vinagre-de-mesadas-de-granito-1.jpg?itok=n6rs6YQj

Las manchas en la cubierta de cocina son un mal que padecemos todos, el cual termina convirtiendo en laboriosa la limpieza, un punto importantísimo por cuestiones estéticas y de salubridad.

Por eso nos dimos a la tarea de colectar 20 consejos de la abuelita, con efectividad infalible (de los cuales a lo mejor dudabas), tanto para eliminar esas manchas obstinadas, como para prevenirlas sin necesidad de emplear fórmulas abrasivas como el cloro o quita sarro.

Limón y bicarbonato de sodio

El truco es sencillo y sólo requiere un par de ingredientes. Agrega jugo de limón al área afectada en la cubierta de cocina y deja reposar unos 30 minutos. Después espolvoreas el bicarbonato de sodio y frotas con un trapo. También funciona increíble para eliminar óxido en el fregadero.

Vinagre blanco

Para manchas claras en la cubierta de cocina, se requiere sólo una mezcla de partes iguales de agua y vinagre blanco y  frotarlo con una esponja o paño. Mientras que para manchas profundas, se requiere vinagre puro y se sigue el mismo procedimiento.

Alka-Seltzer

En efecto el ácido salicílico no sólo es estupendo en mascarillas para el acné, si no capaz de eliminar manchas profundas en tu cubierta de cocina. Sólo necesitas medio vaso de agua y dos Alka-Seltzer. La solución obtenida hay que fregarla con un trapo. ¡Listo! el Alka-Seltzer estará haciendo el trabajo sucio por ti.

Agua oxigenada

Para manchas de jugo o de café, o para el mantenimiento diario de tu cubierta de cocina, una cucharadita de agua oxigenada, un par de gotas de amonio, agua y una fibra superfina serán suficientes.

Arroz

Va como un poderoso astringente. Lo único que necesitas es un atomizador con ¾ de agua tibia, batirlo muy bien, y esparcirlo con un paño. Súper útil para blanquear y limpiar tu cubierta de cocina de mármol o granito blanco.

Té negro

En tu cubierta de cocina de madera, añadirás brillo y removerás mugre a la vez. Hierve agua en una olla mediana o chica y añádele de 5 a 6 bolsitas de té negro. Humedece un trapo y observa al ácido tánico hacer su magia.

Cáscaras de naranja

Tendrás un spray de usos múltiples y súper potente. La preparación es la siguiente: llenas un recipiente de agua (un vaso o botella, funcionarán perfecto), añades una cucharada de sal y cáscaras de naranja y dejas reposar de 15-20 minutos.

Después agrega partes iguales de esta solución y vinagre blanco y deja reposar al menos dos semanas, entre más tiempo pase, mejor. Una vez transcurrido el tiempo, fíltralo y vacíalo en un atomizador. Ya está listo para desmanchar tu cubierta de cocina, además de que desprende un agradable aroma cítrico que puede incrementarse si le añades algunas gotas de aceite esencial.

Jabón para trastes

Básicamente este truco consiste en una pasta. Esparce bicarbonato sobre la mancha en cuestión en tu cubierta de cocina. Añade jabón para trastes hasta obtener una consistencia pastosa. Después frotarás con una esponja y retirarás con un trapo húmedo. Es maravilloso para remover o exfoliar manchas muy adheridas.

Sal y limón

La prueba fehaciente de que la sal y limón no sólo van perfectos con el tequila, es añadir un poco de sal en las áreas sucias en tu cubierta de cocina y fregarlas con medio limón con un pequeño corte a la mitad, haciendo ilusión de una división en cuatro.

Un tip increíble para no desperdiciar, es hervir la otra mitad con agua y rociar para una fragancia encantadora.

Crema de tártara en polvo

Un excelente abrillantador que conseguirás en tan solo unos pasos: debes frotar crema de tártara con algunas gotas de agua. Sí, es la crema de los merengues. Puedes hacerlo con una esponja o una fibra. ¡Y voilà!, no más cubiertas de cocina opacas.

Bar Keepers Friend.

Si buscas dar el paso siguiente y profesionalizarte más en el limpiado de tu cubierta de cocina, Bar Keepers Friend es lo que necesitas. Está disponible en Walmart, es capaz de remover hasta el sarro más fijado en cuestión de minutos y devolver el brillo. ¡Una vez que lo pruebes no lo soltarás!

Toallitas para secadora

Para una fragancia súper linda, humedece una toallita para secadora y deja remojar la mancha unos 20 minutos. Después levanta la mugre pegada con la ayuda de una espátula o esponja.

Aceite mineral

Con una servitoalla y un poco de aceite mineral, puedes levantar todo tipo de manchas con solo pasarla. Humectará a las cubiertas de madera y devolverá el brillo a las de tipo piedra. Estas últimas puedes desaceitarlas un poco con un trapo húmedo con agua y alcohol.

Acetona

Esta sustancia es para cubiertas de cocina de granito o mármol con manchas antiguas y pigmentadas. Impensable si son de metal ya que puede llegar a rayar la superficie. Aplica la acetona con ayuda de una almohadilla de algodón. Aunque, ¡ojo!, al tratarse de un  solvente, es inflamable por lo que  es importantísimo que enjuagues con agua y un poco de jabón de trastes una vez concretado el procedimiento.

Espuma de melanina

Tal vez la marca más famosa que usa esta espuma porosa es el borrador mágico de Maestro Limpio. Hay en el mercado una gran competencia de precios, así que puedes decantarte por cualquiera, al fin que el material es el principal actor. Se emplea como una lija y desaparece la suciedad en tu cubierta de cocina como por arte de magia, evitando rayones.

Cepillo de dientes y jabón para trastes

Este es un modo fácil y extraordinario de remover manchas muy pegadas en tu cubierta de cocina  y además reutilizar tu cepillo de dientes viejo. Hay que añadir un poco de jabón para trastes, agua tibia y tallar con el cepillo. ¡Sencillo pero efectivo! y sin tantos componentes nocivos como lo sería el cloro.

Prevenir manchas con forro adhesivo de plástico para estantes

Un práctico modo de prevenir todo tipo de manchas o el deterioro de tu cubierta de cocina es forrarla. Una súper opción híper barata es el forro de plástico para estantes que hoy día puedes encontrar en cualquier tienda de decoración.

Prevenir manchas con barniz

Las manchas se adhieren con el tiempo, por tanto más vale prevenir que lamentar. Un tip fantástico para evitar esos rayones cuando se te va el cuchillo o que se aglutinen salpicaduras expedidas del sartén, es aplicar una capa de barniz protector a tu cubierta de cocina. Además tendrás acabados súper lindos como el satinado.

Prevenir manchas con cera

Otro método para dar protección a tu cubierta de cocina es la cera para electrodomésticos, de cuyas cualidades destacan su protección contra rasguños y el acabado con brillo. Es recomendable recubrir regularmente.

Prevenir manchas con antisalpicaduras

Te aseguramos que adquirir una pantalla contra salpicaduras puede ser la inversión de toda una vida. Normalmente circulares, son una especie de tapadera con mango que junto con toda esta sofisticación permite la transpiración y hace de freír todo un deleite.

Después de todos estos consejos no hay pretexto para dejar de hornear, freír y mucho menos para no invitar a muchas personas a cenar o a venir por un brunch, pues confiamos en que son de gran ayuda para un blanco inigualable y la protección necesaria para tus cubiertas de cocina.

LIMPIEZA 3
Imagen tomada de: https://static.vix.com/es/sites/default/files/styles/large/public/imj/hogartotal/5/5-recomendaciones-para-mantener-tu-cocina-limpia2.jpg?itok=Aqke_U1P

Suscríbete al boletín

E-mail:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *