12 tips si estás lanzando una cena para ser un espléndido anfitrión


https://www.pinterest.es/pin/544583779935061269/

Imagen tomada de Pinterest: https://www.pinterest.es/pin/544583779935061269/

Sé el anfitrión que quisieras tener.

¡Hablemos! Las cenas son una forma increíble de compartir tiempo y fortalecer lazos mientras disfrutas de una buena comida y recreas anécdotas. No obstante, ser un anfitrión espléndido es todo un arte, por tanto recolectamos 12 tips infalibles para lanzar una cena maravillosa con planificación y decoración incluidos.

1. Snacks

Planificar una cena tipo Pinterest, con platillos de firma y pan casero recién salido puede ser entusiasmante pero también un poco abrumador. Por lo que comprar galletas saladas o brioche con chimichurri para acompañar, y aceitunas y quesitos como snack, es perfecto para evitar invitados hambrientos y absolutamente no debe convertirse en objeto de consternación.

Explota tu creatividad incluyendo una barra de donas, una tendencia sencilla e imposible de despreciar y una copa de vino burbujeante frío al llegar es un clásico refrescante.

2. Pregunta por alergias

Asegúrate de preguntar por alergias, veganismo/vegetarianismo, religiones, alimentos desagradables y preferencias. Fundaméntate en estos datos al momento de crear el menú matador de la cena. Incluir una ensalada sin aderezos, con jitomate, palmitos y ajonjolí, puede ser tu ready-to-go, así garantizarás que todos pasen una cena magnífica, sin necesidad de empinarse un vaso de agua con cada bocado.

3. Cocina inteligente

Practicidad ante todo. Evita platillos individuales como tortitas, pechugas rellenas y pastelillos, y procura cacerolas y sartenes con guisados o platillos de cocción simultánea como pasta o pavo.

4. Más es más

Cocina siempre un poco más. Es mejor distribuir un poco de la cena para llevar, que enfrentarte al apuro de que algún invitado lleva a su pareja. Utiliza un calculador de bebidas, ¡siempre ten hielo extra! no hay disfrute en una bebida caliente.

5. Haz el trabajo duro primero

No dejes todo para la fecha planeada. Pica vegetales la noche anterior y si vas a hornear el postre hazlo algunos días previos. También, aunque parezca exageración, monta la mesa un día antes. Esto evitará las prisas entre cocinar/arreglo personal y, sin la presión del tiempo, ¡la inventiva fluirá mejor!

6. Delegar

Esta es tu oportunidad como anfitrión de evitar vueltas innecesarias y contraproducentes. Encárgales a tus amigos más cercanos una pequeña contribución a la cena: postre, bebidas, snacks y ellos seguro estarán felices de ayudar. Sólo no lo hagas a la hora de lavar trastes. Eso definitivamente no es cordial.

7. Limpia al momento

Evita piletas y un espacio saturado inefectivo acomodando y limpiando conforme vayas avanzando con la cena antes de que un pequeño recipiente se convierta en un gran contratiempo.

8. Elección del vino

Empareja o contrasta la cena con vino, intenta un Cabernet o Shiraz para carnes rojas y cordero; vino blanco como un Chardonnay para el pollo o un Sauvignon para el pescado y mariscos; Riesling o Gewürztramine dulce para comidad picantes y Pinot Noir o Shiraz para el pato. Y nunca nunca dés por sentado el vino como bebida principal. Cerciórate de tener una jarra de agua natural con hielos, refrescos y una naranjada mineral que nunca está demás.

CENA
Imagen tomada de Pinterest: (https://es.pinterest.com/pin/501799583462132740/).

9. Música bonita

Algunas de nuestras recomendaciones para que la guarnición de la cena sea música bonita van desde Jazz suave, R&B, y clásicos de rock’n’roll de VH1, como Ella Fitzgerald, Nina Simone, Pink Floyd y The Rolling Stones. Si optas por algo más alternativo, The Cinematic Orchestra, metronomy, o soundtracks de películas como Blue Velvet, Drive y The Virgin Suicides como lo hizo Raf Simons donde AIR, Desire y Angelo Badalamenti están incluidos.

O auxiliate de Spotify de un top 100 de hits globales o invitando a tus amigos a crear un playlist con su música preferida.

10. Mantelería

Escoger manteles con gracia no es una tarea sencilla. Algunos consejos básicos a considerar son manteles blancos y marfil con un patrón, bordados o crochet para cenas más formales. Linos lisos, de rayas y botánicos coloridos para ocasiones más informales y si tienes una mesa prolija de madera, en vez de tapar toda esa textura, con un camino bastará.

Además es tu momento para sacar las servilletas de tela y practicar algunos dobleces.

11. Atenúa la luz

Nos hacen ver más lindos, misteriosos, relaja la vibra y crea esta atmósfera tipo mágica. Con fragancia o porta velas, un súper sí a bajar las luces e iluminar con algunas velas.

12. No olvides el postre

¿Recuerdan en Remember me cuando Ally confiesa que primero se come el postre en caso de que caiga un asteroide? Desafortunadamente en una cena de tiempos y etiqueta, el postre es la conclusión de la comida, así que asegúrate absolutamente no olvidarlo y tener a tu disposición café regular y descafeinado, té, y, si te sientes riesgoso, carajillos, pues la mejor parte de la conversación siempre es al final de la cena. Así que ríe mucho y tal vez sea momento de sacar las cartas o un buen juego de mesa.

Una vez repasados los puntos anteriores, ¡estamos seguros de que lograrás una cena memorable!

Suscríbete al boletín

E-mail:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *